Sentencia nº 169-14-AH-F de Cámara de Familia de la Sección de Occidente, Santa Ana, Cámaras de Apelaciones, 10 de Noviembre de 2014

Fecha de Resolución:10 de Noviembre de 2014
Emisor:Cámara de Familia de la Sección de Occidente, Santa Ana
Número de Sentencia:169-14-AH-F
Tipo de Resolución:Interlocutoria
Tipo de Juicio:Proceso de Cuantificación de Alimentos y Declaración de Daños Morales
Tribunal de Origen:Juzgado de Familia, Ahuachapán
RESUMEN

Recurso de apelación en contra de la sentencia dictada en Proceso de Cuantificación de Alimentos y Declaración de Daños Morales, mediante la cual se declaró improponible la demanda. Se resolvió declarar inadmisible el recurso interpuesto, al no haberse legitimado la personería con que actúan los demandantes.

Inadmisibilidad

 
EXTRACTO GRATUITO

169-14-AH-F

CÁMARA DE FAMILIA DE LA SECCIÓN DE OCCIDENTE: S.A., a las once horas del día lunes diez de noviembre del año dos mil catorce.- IDENTIFICACIÓN DEL PROCESO

La presente providencia corresponde al expediente del proceso de Cuantificación de Alimentos y Declaración de D.M., procedente del Juzgado de Familia de Ahuachapán con Número Único de Identificación AHF-1091(247-250)14, promovido por la señora [...], conocida por [...] Y [...], [...], departamento de Ahuachapán y por el señor [...], empleado, del domicilio [...], Estados Unidos de América, contra el señor [...], del domicilio de [...], Estado de Nueva Jersey, Estados Unidos de América, en su calidad de heredero no declarado de los bienes que a su defunción dejó el señor [...] o [...].- Los demandantes se encuentran representados judicialmente por el licenciado D.M.T.M., abogado, del domicilio de Soyapango, departamento de San Salvador, en el carácter de apoderado.- Todos son mayores de edad.- A las 16 horas del día viernes 19 de septiembre del año 2014 (fs. 88), el señor Juez de Familia de Ahuachapán proveyó resolución mediante la cual declaró improponible la demanda de fs. 1 al 9.- Inconforme con lo resuelto, el licenciado T.M. interpuso recurso de apelación contra tal decisión (fs. 95 al 97), por lo que el citado juzgador lo tuvo por interpuesto y ordenó la remisión del expediente a esta Cámara para su conocimiento y demás efectos (fs. 98).- El expediente del incidente de apelación abierto por este Tribunal de Segunda Instancia ha sido registrado con la referencia 169-14-AH-F.-

ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE APELACIÓN

Para que la Cámara de Familia de la Sección de Occidente pueda entrar al conocimiento y decisión del fondo de los recursos de apelación interpuestos contra decisiones de las Juezas y de los Jueces de Familia de su comprensión territorial, pronunciadas en los procesos y en las diligencias de jurisdicción voluntaria de familia, es necesario e indispensable que la parte impugnante cumpla con ciertos y determinados requisitos contemplados en la Ley Procesal de Familia y en el Código Procesal Civil y Mercantil (en lo sucesivo identificados respectivamente sólo como "Pr.F." y "Pr.C.M.").- Tales requerimientos legales son los que a continuación se indican y desarrollan: [1] la procedencia del recurso, [2] los sujetos de la apelación, [3] la forma de interposición, [4] el tiempo de interposición, [5] los puntos impugnados de la decisión, [6] la fundamentación del recurso, [7] la petición en concreto y [8] la resolución que se pretende.-

[1] LA PROCEDENCIA DEL RECURSO.- El recurso de apelación debe ser procedente, es decir que la resolución impugnada debe estar comprendida en la normativa procesal familiar o en la supletoria como apelable.- En otras palabras, la legislación debe conceder de manera expresa el recurso de apelación contra las decisiones judiciales que ella misma menciona en el art. 153 Pr.F..- No obstante lo anterior, en virtud de la aplicación supletoria del Código de Procesal Civil y M. conforme a lo establecido en los arts. 218 Pr.F. y 20 Pr.C.M., la enumeración de providencias apelables que formula la disposición citada en el párrafo anterior no es taxativa, sino que también son alzables otras resoluciones que no aparecen en ella, como es el caso de algunas decisiones judiciales que en forma anormal harían finalizar los procesos y las diligencias de jurisdicción voluntaria de familia, imposibilitando su desarrollo o continuación, por ejemplo:

[a] la que rechaza una demanda o una solicitud inicial de tales diligencias por ser IMPROPONIBLE, que es apelable por establecerlo en forma expresa el segundo inciso del art. 277 Pr.C.M. para los procesos comunes, al disponer que "El auto por medio del cual se declara improponible una demanda admite apelación."; o [b] la que declara su IMPROCEDENCIA (art. 45 Pr.F.) o su INEPTITUD, que son decisiones judiciales clasificadas como "autos definitivos" por el inciso segundo del art. 212 Pr.C.M. ("sentencias interlocutorias" en la legislación adjetiva familiar) que producen el efecto de poner fin a los procesos y a las referidas diligencias, haciendo imposible su continuación en la instancia o por vía de recurso, a las que la ley les concede el recurso de apelación según lo dispone el art. 508 Pr.C.M. al establecer que "Serán recurribles en apelación las sentencias y los autos que, en primera instancia, pongan fin al proceso, así como las resoluciones que la ley señale expresamente.".Otro ejemplo, diferente a los anteriores, es el de una resolución que DENIEGUE MEDIDAS CAUTELARES, dentro de las cuales se contemplan las "medidas de protección" que, aún cuando no se menciona en el literal "f)" del art. 153 Pr.F., también es apelable al prescribirlo en forma expresa la primera parte del último inciso del art. 453 Pr.C.M. de la siguiente manera: "La decisión que RESUELVA MEDIDAS CAUTELARES ADMITIRÁ RECURSO DE APELACIÓN, pero si quien recurriese fuere aquel a quien las medidas perjudican el recurso se concederá sin efecto suspensivo." ( lo escrito con letras mayúsculas y subrayadas se encuentra fuera del texto legal).-

[2] LOS SUJETOS DE LA APELACIÓN.- El (La) abogado(a) que interpone el recurso de apelación debe tener legitimidad procesal al efecto o sea que por ley se encuentre facultado(a) para apelar y que su personería se encuentre debidamente acreditada.- Es decir que las leyes le deberán reconocer expresamente el derecho de alzarse, como es el caso de los(as) apoderados(as) legalmente constituidos o de otros(as) representantes judiciales de las partes o de terceros interesados y el Procurador de Familia adscrito al tribunal de familia de primera instancia (art. 154 Pr.F.).- La ley no ha hecho referencia a "las partes" como sujetos de la apelación porque ellas no pueden comparecer por sí mismas en los procesos regulados por la Ley Procesal de Familia, sino que deben hacerlo por medio de apoderado(a) o mandatario(a), o sea por medio de profesional del derecho que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA