Sentencia nº 168-CAL-2015 de Sala de Lo Civil, Corte Suprema de Justicia, 19 de Abril de 2017

Fecha de Resolución19 de Abril de 2017
EmisorSala de Lo Civil
Número de Sentencia168-CAL-2015
Sentido del FalloDeclárese ha lugar a casar la sentencia
Tipo de ResoluciónSentencia Definitiva
Tipo de JuicioJuicio Individual Ordinario de Trabajo
Tribunal de OrigenCámara Primera de lo Laboral, San Salvador

SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las once horas dieciocho minutos del diecinueve de abril de dos mil diecisiete.

A sus antecedentes el escrito presentado por el licenciado J.E.R.S., Apoderado Especial Laboral del señor N.A.R.M., por medio del cual cumple con el traslado conferido.

Vistos los autos en relación al recurso de Casación interpuesto por el licenciado M.W.R.A., como Apoderado Especial Judicial y Administrativo de Digapan, Sociedad Anónima de Capital Variable, en contra de la sentencia definitiva pronunciada por la Cámara Primera de lo Laboral, a las diez horas del diecisiete de febrero de dos mil quince, que conoció en apelación de la sentencia definitiva proveída por el Juez Quinto de lo Laboral, en el Juicio Individual Ordinario de Trabajo promovido por el trabajador N.A.R.M., en contra de la sociedad referida, reclamando el pago de Indemnización por despido injusto y demás prestaciones laborales.

Han intervenido en ambas instancias y Casación, en nombre y representación del trabajador demandante, los licenciados J.E.R.S. y C.D.R.T.; y los licenciados J.A.S.C., y M.W.R.A., como Apoderados Especiales Judiciales y Administrativos de carácter Laboral de la demandada.

VISTOS LOS AUTOS; Y

CONSIDERANDO:

ANTECEDENTES

DE HECHO.

  1. La demanda fue presentada por el trabajador N.A.R.M., en contra de Digapan, Sociedad Anónima de Capital Variable, reclamando el pago de indemnización por despido injusto y demás prestaciones laborales.

  2. Admitida la demanda, y luego de haberse declarado nula la sentencia dictada por el Aquo, se citó a las partes a audiencia conciliatoria la que no se llevó a cabo por la incomparecencia del representante legal de la demandada, según Acta de folios 142 p.p. posteriormente el apoderado de la demandada alegó la Improponibilidad de la demanda y presentó prueba documental. Se abrió a pruebas el proceso, período en el que el representante del trabajador presentó prueba documental, testimonial y solicitó Declaración de Parte Contraria; así transcurrió el proceso hasta el pronunciamiento de la sentencia respectiva.

  3. interpuesta por el trabajador N.A.R.M., ya que a su juicio, éste no poseía el derecho para demandar, en virtud de no haberse configurado el despido alegado.

  4. La Cámara Primera de lo Laboral al conocer del recurso de apelación interpuesto por el licenciado J.E.R.S., revocó la sentencia recurrida, desestimó la Improponibilidad alegada, declaró terminado por despido injustificado el contrato individual de trabajo que vinculó a las partes y condenó a la sociedad demandada al pago de lo reclamado en la demanda.

  5. Inconforme con el fallo de la Cámara, el licenciado M.W.R.A., recurrió en Casación alegando el motivo genérico de Infracción de Ley y los motivos específicos de Error de Derecho en la Apreciación de la Prueba Testimonial y Error de Hecho en la Apreciación de la Prueba Documental, señalando como disposiciones legales infringidas los arts. 461 y 402 inciso del Código de Trabajo, respectivamente.

  6. Esta S. admitió el recurso de Casación por ambos sub-motivos y corrió traslado por el término de ley a la parte contraria, al cual dio cumplimiento.

  7. El licenciado J.E.R.S., al cumplir con el traslado conferido, manifestó que el argumento del apoderado de la sociedad demandada, no corresponde al fundamento que se ha hecho de la prueba testimonial presentada, pues se ha partido de todo el contexto expresado por los dos testigos en sus declaraciones y no en puntos en particular que es sobre lo que ha recurrido la representación patronal, refiriéndose al hecho del despido y que la representación patronal no tuvo nada que ver con el mismo, por lo que su inconformidad es muy parcializada, y el uso de la sana critica no se limita a tomar en cuenta de manera parcializada los hechos controvertidos sino el entorno en que sucedieron, tal y como es considerado el art. 419 del Código de Trabajo, por lo que considera, que en la Sentencia definitiva objeto de la presente alzada, no se incurrió en el Error de Derecho alegado. Con respecto al Error de Hecho en la Apreciación de la prueba documental, la Cámara no omitió, ni quitó valor a la Certificación extendida por el juzgado Tercero de lo Laboral, como elemento de descargo presentado por la demandada, dado que se razonó y controvirtió con el documento por la actora, por lo que no es cierto lo expresado por el recurrente que el Ad-quem se haya limitado a tener por establecido el hecho que contenía el documento referido, pues con el mismo no se logró establecer lo contrario del resto de la prueba que se presentó en el proceso; en ese sentido, la Cámara no cometió el vicio

FUNDAMENTOS DE DERECHO

INFRACCION DE LEY POR EL SUB-MOTIVO DE ERROR DE DERECHO EN LA APRECIACION DE LA PRUEBA TESTIMONIAL, ART 461 CT.

  1. Para el recurrente, se cometió el vicio porque no es cierto que los testigos hayan sido unánimes en cuanto al lugar, día y llora en que ocurrió el despido alegado en la demanda, puesto que en la misma se relacionó un despido indirecto, en el cual el J. de Seguridad de la demandada, le comunicó al trabajador N.A.R.M. que por instrucciones de la señora M.A.M. De L., Gerente Administrativa de la sociedad Digapan, S.A. de C.V., quedaba despedido a partir de ese mismo día; - y a juicio del impetrante- no es posible que se establezca una condena con base en declaraciones que no concuerdan con el objeto del debate procesal, es decir, con la relación fáctica de los hechos planteados en la demanda; así mismo señaló, que la prueba debe ser valorada y apreciada conforme a los hechos que se han planteado en la demanda y no aisladamente.

  2. Al respecto, la Cámara estableció en su sentencia: “[...] Para este tribunal, con la declaración de los testigos, se ha probado el despido del que fue objeto el trabajador N.A.R.M., el día dieciséis de febrero de dos mil once; ambos testigos merecen fe, por dar razón suficiente acerca de los hechos que deponen, fueron compañeros de labores con el trabajador demandante desde la fecha de su ingreso y estuvieron presentes a un metro de distancia cuando el señor S.Á.O., jefe de seguridad, le impidió el ingreso al centro de trabajo al expresado señor R.M. y además el despido comunicado por la señora M.A.M. de L., gerente administrativa de la sociedad demandada. Los testigos son unánimes y contestes en cuanto al día, hora y lugar y personas que estuvieron presentes cuando acaeció el despido. [...]”. (sic).

  3. El art. 461 CT -disposición citada vulnerada- establece: “[...] Al valorar la prueba el juez usará la sana crítica, siempre que no haya norma que establezca un modo diferente. [...]”

  4. Se debe señalar inicialmente, que la doctrina procesal, mayoritariamente coincide en la existencia de tres sistemas para la apreciación de la prueba: la tarifa legal o prueba tasada; la persuasión racional o sana crítica, y la libre convicción. Bajo esa línea, el doctor R.R.C., en su libro “La Normativa de Casación”, página 162, señala que los principales son el de la prueba tasada, en el que es la ley que de antemano le asigna un valor a cada medio probatorio

    convicción, pero racionalmente, excepto en aquellas clases de pruebas que no lo admiten, como las técnicas y científicas. Continúa el citado autor afirmando que, los juzgadores de instancia tienen la libre apreciación de la prueba testimonial, exclusivamente en las legislaciones que establecen el sistema de la sana crítica para valorar la prueba, como la de trabajo y otras. (Sentencia de las doce horas quince minutos del veintinueve de enero de dos mil siete R.. 41-C-2006).

  5. De igual forma, esta S. ha señalado que el Error de Derecho en la Apreciación de la Prueba Testimonial, sólo puede darse cuando es irracional, arbitraria o abusiva. La valoración de la prueba es irracional o absurda, cuando el juzgador analiza el medio probatorio mediante un argumento que adolece de sentido o que es contrario a la razón; es arbitraria, al actuar siguiendo su voluntad o capricho, sin ajustarse a las leyes o a la razón, y abusiva, cuando la apreciación es excesiva o indebida.

  6. Expuesto lo anterior, resulta oportuno resaltar que el Ad-quem en su sentencia, estableció que el J. de Seguridad le impidió el ingreso al lugar de trabajo, al demandante, y que el despido le fue comunicado por la señora M.A.M. de L., Gerente Administrativa de la sociedad demandada; por tal razón, se analizará la declaración de los testigos presentados por la actora en lo relativo al hecho del despido, para determinar si se cometió el vicio alegado.

  7. A folios 220 y 221 p.p. consta la declaración del testigo S.J.C.P., quien en lo relativo al hecho del despido manifestó: “[...] que el trabajador demandante ya no labora para la sociedad demandante porque fue despedido el día dieciséis de febrero de dos mil once; y el despido sucedió ese día luego de presentarse a trabajar a las siete de la mañana y que le impidieron el ingreso al trabajador; que el ingreso fue impedido por el jefe de Seguridad quien se llama S.A.O., manifiesta el declarante que el señor S.A.O., le impidió el ingreso a las instalaciones pero como a eso de las ocho de la mañana la señora M.A.M.D.L., le manifestó que estaba despedido [...]”. (sic).

  8. La declaración del testigo O.H.T.P., consta a folios 22 de la pieza principal, quien en lo pertinente declaró: “[...] Que el trabajador demandante ya no labora para la sociedad porque fue despedido el día dieciséis de febrero del dos mil once, pues ese día el trabajador se presento a las siete de la mañana a las instalaciones y el J. de Seguridad S.A.O., le manifestó que no podía ingresar a la sociedad; posteriormente a las ocho de la mañana se

    ingresar a la empresa porque estaba despedido […]”. (sic).

  9. De lo establecido por la Cámara en su sentencia, el dicho de los testigos, y lo relacionado en la demanda -tal como lo expuso el recurrente- a juicio de esta S., existe una discrepancia entre lo declarado por los testigos S.J.C.P. y O.H.T.P., y la forma en que ocurrió el hecho del despido, según lo establecido en la demanda; por lo que el Ad-quem, realizó una apreciación indebida de las declaraciones de los testigos relacionados, en virtud que, con lo expuesto por ellos, no se pudo comprobar el despido de la manera que se relacionó en la demanda, y no obstante tal situación, el Ad-quem lo tuvo por comprobado, incurriendo así, en una apreciación abusiva, con la que vulneró la regla de la lógica, ya que tuvo por comprobado un hecho, con una prueba que no proporcionó elementos pertinentes y determinantes, para resolver el asunto en controversia, como lo fue el propio hecho del despido, según consta en la demanda; por tal razón, la sentencia será casada por este vicio.

    INFRACCION DE LEY POR EL SUB-MOTIVO DE ERROR DE HECHO EN LA APRECIACION DE LA PRUEBA DOCUMENTAL, INC. 1. ° ART 402 CT.

  10. En cuanto a este vicio, el impetrante señaló que el Ad-quem no consideró comprobada la improponibilidad de la demanda, y le restó valor a la certificación extendida por el Juzgado Tercero de lo Laboral, con la que se comprobaba que el despido era un hecho de imposible realización. Impugna de igual forma el argumento del Ad-quem, ya que no expresó las razones por las cuales le restó valor probatorio a la referida Certificación.

  11. En cuanto a este aspecto, la Cámara Primera de lo Laboral, en su sentencia estableció: “[...] Para esta Cámara, con el documento relacionado no se desvirtúa el hecho del despido en contra del trabajador demandante, puesto que según certificación agregada a fs. 197 al 201 de la pieza principal, expedida por el juzgado Tercero de lo Laboral, el mismo señor S.Á.O., que sirvió como testigo en el caso del trabajador R.A.M. contra la sociedad demandada, declara que el impidió el ingreso al mencionado trabajador por órdenes de doña M.A.M.L., con el cargo de gerente administrativa y que luego la señora M.L., le comunico que también estaba despedido. [...]” (sic).

  12. Es necesario señalar, que el Error de Hecho en la Apreciación de la Prueba consiste principalmente, en el juicio u opinión que de la prueba se ha formado el juzgador, al haberla apreciado mal, por no haber considerado la eficacia probatoria de la misma, por haber obviado

    otras pruebas, o simplemente cuando el juez ignora la prueba que consta agregada al proceso.

  13. Sobre lo relacionado por el licenciado M.W.R.A., y lo expuesto por la Cámara de lo Laboral en su sentencia, a juicio de esta S., el Ad-quem analizó la certificación expedida por el Juzgado Tercero de lo Laboral, sin embargo, con ésta no se desvirtuó el hecho del despido; es decir, que la prueba documental, si bien fue objeto de estudio, fue considerada no idónea para tratar de comprobar la Improponibilidad alegada; en tal sentido, el Ad-quem no cometió el Error de Hecho alegado.

    JUSTIFICACION DE LA SENTENCIA.

  14. Una vez casada la sentencia controvertida, este Tribunal, pronunciará la que a derecho corresponde, directamente vinculada a los agravios planteados por el recurrente, ante el Tribunal de alzada.

  15. El apoderado del trabajador N.A.R.M., manifestó que en la sentencia definitiva pronunciada por el señor Juez Quinto de lo Laboral, a las quince horas del día diecisiete de julio de dos mil catorce, mediante la cual se declaró improponible la demanda interpuesta, específicamente en el Romano IV) de la misma, se cometió una grave omisión por parte del A-quo, dado que si bien, en la demanda inicial se planteó un despido indirecto, al haberse declarado nulo todo lo actuado de folios 61 a 130 de la pieza principal, la misma dejó el juicio en la fase que establece el art. 383 del Código de Trabajo; en ese sentido, y habiéndose modificado la Junta Directiva de la Sociedad demandada y en consecuencia su representante Legal, reinició y modificó la demanda interpuesta, tal como consta a folios 145 y 146 de la pieza principal, modificándola en tres aspectos; siendo uno de ellos la forma en que se dio el despido de su representado, configurándose con ello un despido directo a través de la señora M.A.M. de L., situación que el Juez Quinto de lo Laboral, no tomó en cuenta en la Sentencia Definitiva, sino como fue expuesto originalmente a folios uno y dos.

  16. Según la demanda interpuesta por el trabajador N.A.R.M., en su carácter personal, el día dieciséis de febrero de dos mil once, como a eso de las ocho de la mañana previo a iniciar su jornada ordinaria de trabajo, el jefe de seguridad señor S.Á.O., le comunicó verbalmente que por instrucciones de la señora M.A.M. de L., Gerente Administrativa de dicha Sociedad, quedaba despedido a partir de ese mismo día, impidiéndole desde ese momento el ingreso al centro de trabajo, sin darle razón o motivo de su despido.

  17. de la demanda en los folios posteriores a la Nulidad declarada por la Cámara Primera de lo Laboral; en tal sentido, las declaraciones de los testigos S.J.C.P. y O.H.T.P., debieron de haber sido coincidentes con las circunstancias en que ocurrió el hecho del despido expuesto en la demanda, es decir, en la forma, lugar y tiempo en que aconteció, y por quien lo realizó o lo comunicó; en ese sentido, al evidenciarse con la prueba testimonial un hecho distinto al manifestado en la demanda, ésta no debió valorarse de manera favorable para el actor.

  18. En virtud que la relación de trabajo y el contrato que vinculó a las partes, no fue objeto de controversia en el presente caso, y que el debate entre las partes gira en torno al hecho del despido, se debe resaltar que las presunciones establecidas en el art. 414 del Código de Trabajo no operan a favor del trabajador, dado que la actora no compareció a la audiencia conciliatoria; que la declaración de parte contraria realizada por el representante legal de la demandada no proporcionó elementos de prueba favorables para la actora y que no se presentó ningún otro medio de prueba, corresponde absolver a la sociedad demandada de la acción incoada en su contra por el trabajador N.A.R.M., por no haberse comprobado el hecho del despido.

    POR TANTO: De conformidad a las razones expuestas, disposiciones legales citadas y los arts. 591, 593 y 602 del Código de Trabajo; y arts. 216, 217, 218, 219, 528, 532, 534, 535 y 536 del Código Procesal Civil y M., a nombre de la República, esta Sala

    FALLA:

    I) CÁSASE la sentencia controvertida por el motivo genérico de Infracción de Ley y el sub-motivo de Error de Derecho en la Apreciación de la Prueba Testimonial, señalando como disposición vulnerada el art. 461 CT; II) ABSUELVESE a DIGAPAN, SOCIEDAD ANÓNIMA DE CAPITAL VARIABLE , de la acción intentada por el trabajador N.A.R.M., reclamando del pago de Indemnización por Despido Injusto y demás prestaciones laborales. III) Ordénase a la Cámara Primera de lo Laboral, devuelva al licenciado M.W.R.A., la cantidad de Ciento catorce dólares con veintinueve centavos de dólares de los Estados Unidos de América, depositada en concepto de interposición de este recurso, mediante recibo de ingreso número […], a la orden del Departamento de Fondos Ajenos en Custodia del Ministerio de Hacienda; y, IV) Devuélvanse los autos al Tribunal remitente con certificación de esta sentencia.

    HÁGASE SABER.

    -PRONUNCIADA POR LOS SEÑORES MAGISTRADOS QUE LA SUSCRIBEN.----------------------R.C.C.S.-------------------------SRIO. INTO.-----------------------RUBRICADAS.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR