Cine: Promesas Peligrosas

Autor:Juan Carlos Morales Peña
Páginas:328-328
 
EXTRACTO GRATUITO
328
ENERO - JUNIO 2012 • REVISTA POLICÍA Y SEGURIDAD PÚBLICA
CINE
TÍTULO ORIGINAL: Eastern Promises (Promesas
Peligrosas),
AÑO: 2007, DURACIÓN: 99 min., PAÍS: INGLATERRA,
DIRECTOR: David Cronenberg,
GUIÓN: Steven Knight, MÚSICA: Howard Shore,
REPARTO: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent
Cassel, Armin Mueller-Stahl, Sinéad Cusack, Donald
Sumpter, PRODUCTORA: Coproducción GB-USA;
Focus Features / BBC Films.
PREMIOS:
2007: Nominada al Oscar: Mejor actor (Viggo Mortensen)
2007: 3 nominaciones Globo de Oro: Película dramática, actor drama (Mortensen)
2007: 2 nominaciones a los BAFTA: Mejor película británica y actor (Viggo Mortensen)
2007: Nominada al Cesar: Mejor película extranjera
2007: Festival de Toronto: Mejor película (Premio del Público)
GÉNERO: Thriller. Drama | Mafia. Crimen
Sinopsis:
Producción cinematográfica de mucha calidad que describe aristas relevantes del
contexto europeo de la criminalidad organizada transnacional, específicamente en
el Reino Unido; en donde convergen las actividades de mafias rusas, chechenas
y de la Europa Oriental. Su director David Cronenberg logra instalar el papel que
desempeña el nicho familiar de los grupos criminales como punto de conexión
generadora de pautas y lealtades hacia redes más amplias en las cuales se apoya.
Su formato de drama y su énfasis temático en la relación mafia-crimen, permite
identificar mentalidades criminales, patrones de violencia recurrentes, ajustes de
cuenta, sicariato y purgas.
Destacan en el film, dos actividades ilícitas crónicas; el contrabando y la trata
de blancas; en este caso mujeres oriundas de Europa Oriental y la antigua Unión
Soviética, víctimas silenciosas de redes clandestinas decididas a proteger sus
ganancias por todos los medios posibles. Dentro de ese espectro sobresalen
las voces aisladas de casos individuales, que logran salir del circuito; gracias al
trabajo de agentes encubiertos de la inteligencia rusa y la posterior acción policial
británica.
Cronenberg muestra la idea de una familia normal en toda regla, no disfuncional;
que recurre a la administración de sus actividades ilícitas bajo la lógica empresarial
inherente a cualquier negocio legítimo.
Los saldos de estas subculturas criminales, derivan en esfuerzos crecientes
orientados a minar las bases morales de la sociedad y su voluntad de prevalecer
frente a la legalidad y ante otros competidores criminales hacia los cuales se
activan espirales de violencia y terror sumamente dirigidas y brutalmente eficaces.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA