Decreto No. 802.- Ley del Centro Nacional de Registros

DECRETO N.º 802

LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR,

CONSIDERANDO:

  1. Que el artículo 1 de la Constitución establece que el Estado está organizado para la consecución de la justicia, seguridad jurídica y del bien común, y que, según el artículo 2 de la misma Carta Magna, toda persona tiene derecho a la propiedad y posesión, y a ser protegida en la conservación y defensa de los mismos.

  2. Que el artículo 110, inciso cuarto de la Constitución establece que el Estado podrá tomar a su cargo los servicios públicos cuando los intereses sociales así lo exijan, prestándolos directamente, por medio de instituciones oficiales autónomas.

  3. Que es obligación del Estado velar por la existencia de un marco jurídico que regule bases sólidas para el desarrollo de las actividades de la institución responsable de aplicar, promover, y desarrollar el Derecho Registral en sus diversas ramas y el sistema catastral, para la seguridad jurídica y la publicidad de la situación jurídica de los bienes, derechos, obligaciones y, en general, los actos y negocios jurídicos que conforme a la ley deban registrarse para surtir efectos contra terceros.

  4. Que por medio del Decreto Ejecutivo n.° 62, de fecha 5 de diciembre de 1994, publicado en el Diario Oficial n.° 227, Tomo n.° 325, del día 7 del mismo mes y año, se creó el Centro Nacional de Registros, como una unidad descentralizada adscrita al

    Ministerio de Justicia, cuyo objetivo principal es organizar y administrar el sistema registral y catastral del país, posteriormente modificado y adscrito al Ministerio de

    Economía.

  5. Que para completar el Decreto Ejecutivo antes mencionado, fue necesario promulgar el Decreto Legislativo n.° 462, de fecha 2 de octubre de 1995, publicado en el Diario

    Oficial n.° 187, Tomo n.° 329, del día 10 de octubre de ese mismo año, con la finalidad que dicho Centro Nacional de Registros asumiera las funciones hasta esa fecha encomendadas a la Dirección General de Registros y al Instituto Geográfico

    Nacional, así como transferirle los recursos originalmente asignados a dichas

    Instituciones.

  6. Que con el transcurso de los años ha sido necesario aprobar varias reformas a los decretos antes indicados, surgiendo además, por otras normativas legales, otros

    Registros que en la actualidad son administrados por el Centro Nacional de Registros, relacionados con materias como la propiedad intelectual, y garantías mobiliarias, y, además, existe la posibilidad que se incorporen otros que favorezcan el comercio y el clima de inversiones.

  7. Que se debe procurar la existencia de un ordenamiento jurídico que se desarrolle de manera acorde a los principios proclamados por la Constitución, así como armonizar el marco jurídico institucional del Centro Nacional de Registros con los principios contemplados en las más recientes normativas promulgadas para la legalidad de la actuación de la administración pública, mejora regulatoria y la simplificación administrativa, tales como la Ley de Procedimientos Administrativos, Ley de Mejora

    Regulatoria, Ley de Eliminación de Barreras Burocráticas, entre otras.

  8. Que por las razones anteriores y a fin de evitar la existencia de cuerpos normativos dispersos, es necesario emitir una nueva ley que regule la organización, atribuciones, facultades y operaciones del Centro Nacional de Registros.

    POR TANTO,

    En uso de sus facultades constitucionales y a iniciativa del presidente de la República, por medio de la ministra de Economía;

    DECRETA la siguiente:

    LEY DEL CENTRO NACIONAL DE REGISTROS

CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES Artículos 1 a 24

Creación del Centro Nacional de Registros

Art. 1 Créase el Centro Nacional de Registros, que podrá abreviarse CNR, como una institución oficial autónoma, de duración indefinida, con personalidad jurídica propia, con autonomía en la administración de su patrimonio y en el ejercicio de sus funciones, y se regirá en lo sucesivo por las disposiciones de la presente ley.

La autonomía del CNR comprende los aspectos técnico, administrativo, económico y financiero; y se relacionará con el Órgano Ejecutivo por medio del Ministerio de Economía.

El CNR tendrá su domicilio en la ciudad de San Salvador y podrá establecer domicilios especiales, sucursales, agencias, oficinas en cualquier parte del territorio nacional, según sea más conveniente para responder a las necesidades institucionales.

Objeto y finalidad del CNR

Art. 2 El CNR se constituye como la autoridad del Estado encargada de la administración de registros, oficinas y dependencias, al igual que los sistemas de información que le competen, y su relación con otras instituciones del Estado y los particulares.

Asimismo, el CNR tiene por finalidad garantizar la seguridad jurídica y la publicidad registral, por medio de los Registros, oficinas y dependencias que lo conforman según la presente ley o normativas que así lo establezcan, además velar por la fidelidad de la información registral, geográfica, cartográfica, catastral y su actualización periódica, según corresponda.

Las actuaciones y procedimientos realizados por el CNR se sujetarán a los principios de legalidad, seguridad jurídica, transparencia, publicidad, economía, celeridad, eficiencia, eficacia, autonomía, autosostenibilidad y demás principios administrativos y registrales contenidos en las leyes que le fueren aplicables.

Para el cumplimiento de sus objetivos, el CNR podrá brindar otros servicios, de conformidad con lo establecido en la presente ley y demás normativas pertinentes según el caso.

Atribuciones

Art. 3 Las atribuciones del CNR son:
  1. Ejercer las funciones: registral, catastral, geográfica, cartográfica, y otras conforme a lo dispuesto en la regulación correspondiente.

  2. Crear y/o administrar registros, oficinas y dependencias, al igual que los sistemas de información que le competen.

  3. Regular la organización y funcionamiento de las unidades técnicas y administrativas que sean necesarias para el desarrollo de sus funciones, estableciendo los niveles de jerarquía, responsabilidades, atribuciones y funciones que permitan un desempeño eficiente para el logro de sus objetivos.

  4. Administrar, coordinar, formar parte, o ser la institución intermediaria entre el interesado y las autoridades directamente competentes, bajo el principio de cooperación interinstitucional, en oficinas o ventanillas únicas que tengan por objeto la simplificación y agilidad de trámites o procedimientos administrativos en los que participen varios órganos o entidades administrativas para desempeñar actividades empresariales o profesionales, cuyo funcionamiento podrá desarrollarse reglamentariamente.

  5. Proponer al Órgano Ejecutivo, por medio del Ramo de Economía, los proyectos de tasas por servicios que presta, para someterlas al proceso de aprobación por parte del Órgano Legislativo.

  6. Aprobar los precios públicos por servicios y productos que ofrezca.

  7. Realizar por sí o por medio de asocios en los que participe en conjunto con entidades públicas o privadas, la promoción y comercialización de productos y servicios relacionados con los fines de la institución.

  8. Recibir y brindar cooperación interna y externa, así como, colaborar y afiliarse ante organismos e instituciones nacionales e internacionales, relacionados con los servicios que presta o los bienes que produce la institución, así como entablar relaciones que fueren de interés para el CNR, en coordinación con las entidades gubernamentales y privadas correspondientes, cuando fuere aplicable de conformidad con la legislación vigente.

  9. Obtener préstamos, emitir bonos y contraer otras obligaciones, otorgando las garantías que fuesen necesarias, y, en general, cualquier operación financiera que fuere necesaria o conveniente para cumplir con sus fines.

  10. Crear fondos de actividades especiales, previa autorización del Ministerio de

    Hacienda.

  11. Adquirir los bienes y contratar los servicios que sean necesarios para el cumplimiento de sus finalidades, administrarlos y disponer de aquellos que considere innecesarios.

  12. Celebrar convenios y cualquier clase de contratos con entidades nacionales e internacionales, públicas o privadas, incluyendo los relativos a la adquisición o disposición de bienes o a la prestación de servicios, en coordinación con las entidades gubernamentales correspondientes, cuando fuere aplicable de conformidad con la legislación vigente.

  13. Proponer a las instituciones competentes la formulación de políticas y normativa jurídica o técnica relacionada con las materias de su competencia o que le fueren requeridas.

  14. Realizar todos los actos que fueren necesarios para el cumplimiento de sus fines y demás competencias que la normativa le señale.

CAPÍTULO II Artículos 4 a 10

PATRIMONIO

Patrimonio

Art. 4

El patrimonio del CNR está formado por sus bienes muebles e inmuebles, incluyendo derechos y valores, adquiridos a cualquier título, los recursos provenientes de la prestación de sus servicios y productos y, en general, de la ejecución de sus actividades, los ingresos provenientes de sus inversiones y créditos activos, las asignaciones y recursos que le otorgue el Estado a cualquier título, así como las transferencias y donaciones que reciba de personas o instituciones públicas o privadas, nacionales o extranjeras; y cualquier otro ingreso de valor económico o cultural que perciba.

Son obligaciones a cargo del CNR sus deudas reconocidas y las que tengan su origen en leyes, convenios o contratos que suscriba.

Del presupuesto

Art. 5 El CNR aprobará su proyecto de presupuesto general y el régimen de salarios, el cual formulará anualmente con base en la normativa de administración financiera del Estado aplicable.

Dicho proyecto de presupuesto deberá ser aprobado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR