Funciones de una biblioteca nacional

Jacinta EscudosEscritoraEn 1987, la UNESCO encargó a la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA, por su sigla en inglés) hacer una investigación para definir el concepto y funciones de las bibliotecas nacionales. Esta definición es importante para comprender sus objetivos y para distinguirlas de otro tipo de bibliotecas, cuyos destinatarios finales tienen intereses y necesidades diferentes.La UNESCO distingue seis tipos de bibliotecas: las nacionales, las universitarias, bibliotecas especializadas, las no especializadas, bibliotecas escolares y bibliotecas públicas. La IFLA, por su parte, señala que hay trece tipos de bibliotecas (aunque algunas podrían incluirse dentro de la clasificación de bibliotecas especializadas).La American Library Association (ALA) tipifica a las bibliotecas de manera más general: escolares, públicas, nacionales y especializadas. En dependencia de la división interna de cada país, algunas asociaciones incluyen dentro de esta clasificación a las bibliotecas comunitarias, ubicadas para brindar servicio a una zona geográfica específica.Sin importar la institución o el número de clasificaciones, todas coinciden en que para calificar como "biblioteca nacional" debe cumplir con funciones específicas. Las principales son la adquisición, clasificación, conservación y difusión de ejemplares de todas las publicaciones impresas en un país. Esto abarca no solo libros, sino también revistas, periódicos, panfletos, carteles, primeras ediciones, ediciones conmemorativas, etcétera.Una biblioteca nacional debe, además, recopilar todo tipo de bibliografía nacional, sea tapa dura, tapa blanda o libros artesanales, ya que de lo que se trata es de conformar el más completo y exhaustivo registro de publicaciones locales. También es parte de sus funciones reunir y coleccionar obras publicadas en el extranjero con temas relativos al propio país y hacer intercambios con instituciones similares para enriquecer el acervo cultural. Todas esas publicaciones constituyen el patrimonio bibliográfico de un país.La evolución de la tecnología ha permitido que dichas bibliotecas aprovechen una serie de herramientas para mejorar la preservación de los libros y documentos antiguos. También ofrecen nuevos servicios, como la tramitación del ISBN (sigla en inglés del International Standard Book Number, en español "código internacional normalizado para libros"). Este número es un identificador único que se asigna a cada libro y que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR