Más guerras y más pobreza en el mundo

Claudio de RosaColumnista de LA PRENSA GRÁFICALos conflictos armados en el mundo ya sea por guerras entre países, guerras civiles y enfrentamientos entre etnias, que ahora son más de 45, causan pérdidas humanas y la destrucción de patrimonios que muchas familias lograron acumular a lo largo de sus vidas e incluso por generaciones. Destrucción de empresas, eliminación de empleos productivos, deterioro del nivel y calidad de vida que afecta a toda la población local, especialmente a los más pobres, es el balance de este mal humano que también repercute a nivel mundial.Además, miles de hombres y mujeres militares están perdiendo la vida o sus cuerpos y mentes están siendo dañados. Es el triste destino de toda guerra.Más allá de buscar dar la razón a unos u otros, es necesario comprender cómo la irracionalidad está conformando un mundo que está cada vez más en riesgo de un conflicto mundial que tendría resultados nefastos, sin importar dónde se vive. Y se debe sumar también la tensión que se vive en el Pacífico Sur (China/Taiwán; y Corea del Norte).Por otra parte, tenemos que la población total llegó a 8,000 millones de habitantes en 2023, mientras que la pobreza aumentó y sobrepasó los 1,100 millones de personas, por tanto, más del 18 % de 6,100 millones vive en situación de pobreza multidimensional aguda en 110 países (PNUD).Por el contrario, el gasto militar total aumentó 3.7 % en términos reales en 2022, y alcanzó un nuevo máximo de $2.24 billones ($22,400,000,000,000 o $22,400 millones de millones) según el Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz de Estocolmo.Hoy vivimos dos guerras de grandes proporciones que tienen en tensión al mundo. La actual guerra entre Israel y Hamás, que se inició después de que este último lanzó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR