Lagrimita y Mariposa, dan leche y masajes

 
EXTRACTO GRATUITO

Marcos SalgueroEntre las 104 cabras de raza que se encuentran en el aprisco del ingeniero agrónomo Julio Márquez, en el cantón San José La Majada, del municipio de Juayúa, Sonsonate, hay dos caprinas que a parte de dar leche, también le dan masaje a la persona que administra el establo."Lagrimita" y "Mariposa", son los nombres con los que la administradora Sonia Emilia Castaneda, ha bautizado a las dos cabras que le dan masaje en su cuello y espalda cuando lo necesita.Estas se encuentran entre las 26 caprinas lecheras del establo las cuales dan entres a tres botellas y media de leche cada una. Según Castaneda, el dueño del aprisco se inició como emprendedor hace tres años con tres cabras de la raza Saaden, llamadas Alpina y Nubia.Para hacer crecer el establo, tuvieron que comprar un cabro semental a quien llamaron "el Niño".Con el crecimiento de la especie, adquirieron otros tres sementales, a los que llamaron "Tito", "Rex" y "Muñeco".Actualmente, el estable tiene 29 cabras lecheras, y Castaneda es la encargada de comercializar los productos derivados de la leche, como queso, requesón, carne y jabón. La leche de cabra es muy solicitada por los pobladores del cantón San José La Majada, Juayúa y Sonsonate.El costo de la botella de leche de cabra es de $3.50, la libra de queso vale $10...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA