El largo camino de las veteranas de guerra

Claudia EspinozaMás de 300 veteranas de guerra de El Salvador se reunieron este año en dos asambleas nacionales para hablar de las problemáticas que enfrentan como consecuencia del conflicto armado, entre las que destacan traumas psicológicos, problemas económicos y desintegración familiar.El Batallón Silvia y las Veteranas de la Guerra Civil de El Salvador son las dos organizaciones que se crearon no hace más de cinco años para velar por las necesidades que tienen muchas mujeres a 31 años de los Acuerdos de Paz.Ana María, de 63 años, ex veterana y que forma parte de uno de estos grupos, dice que cuando se firmaron los acuerdos, los más beneficiados fueron los hombres, ya que en los matrimonios a quien le daban el dinero era a ellos, y ya cuando se separaban "la mujer quedaba sin nada"."Así nos hemos encontrado con muchas mujeres que criaron a sus hijos solas, y una de las necesidades que hemos identificado es la salud mental, que creemos es prioritario, antes que la situación económica. Hemos considerado que la salud mental se tiene que tratar antes para que ellas también puedan incorporarse a algo laboral. Además todas somos mayores, ya no podemos hacer emprendimientos grandes", asegura.La mayoría ya son abuelas, y en varios casos dice que los hijos e hijas no quieren saber nada de lo que vivieron en la guerra; además, que hay un evidente rechazo hacia su pasado y falta de sensibilización hacia ellas. "Muchas mujeres tuvieron que dejar a sus hijas e hijos con otras personas, pero no les fue muy bien. A las mamás las trataron mal o ya no quisieron irse con ellas, entonces eso ya es otro problema de salud mental", aseguró."Podemos hablar de pobreza, pero hay unas mujeres veteranas que están en total miseria y muchas de ellas no quieren saber nada porque no recibieron una respuesta cuando el Frente (FMLN) estuvo en el Gobierno, no tienen ni pensión, ni nada", aseveró Ana María.Aunque no hay una cifra oficial de cuántas veteranas hay en el país, algunos registros indican que fueron más de 6,000. De ellas, son pocas las que reciben la pensión de $100. Un monto insuficiente que, en muchos casos, al no contar con seguro social, se diluye solo en gastos de medicinas. Muchas de ellas, además, solo tienen ese ingreso, ya que no pueden trabajar, por no tener las condiciones físicas para valerse por sí mismas.A pesar de que ya pasaron 31 años del fin del conflicto, hay un estigma hacia estas mujeres. Ana María, por ejemplo, pidió que no se le hiciese fotografías...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR