'A una le llaman mujer problemática porque se defiende'

Por David BernalTatiana Aguilar fue jugadora de fútbol y ahora es entrenadora y presidenta de la Asociación Salvadoreña de Fútbol 7, con la cual ha logrado reconocimiento internacional. Y aunque su actividad está enfocada en lo deportivo, hace unos meses tuvo que armarse de valor y recurrir a un Juzgado Especializado para una Vida Libre de Violencia contra la Mujer (LEIV) para pedir medidas de protección por las amenazas e intimidaciones que estaba sufriendo de dos hombres ligados a su profesión.En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, Tatiana accedió a dar una entrevista con LA PRENSA GRÁFICA en la que habla sobre el acoso que ha recibido durante 15 años en el fútbol salvadoreño y de cómo en más de una ocasión ha tenido que recurrir a la justicia para protegerse a ella y a sus colegas.Eso, sin embargo, ha hecho que la tilden de "problemática" y le ha generado repercusiones tanto en lo laboral como en lo personal. Pese a ello tiene claro que no está dispuesta a callarse y le pide lo mismo a otras mujeres.Pues, como Asociación Salvadoreña de Fútbol 7, nosotras empezamos hace tres años y yo traje al fútbol 7 a El Salvador. A muchos no le gustó el ver a una mujer dirigiendo o viendo que estaba al frente de una entidad, porque al instante lo registramos, fuimos a INDES y registramos la entidad como ASF7, que es la Asociación Salvadoreña de Fútbol 7. Buscamos personas altruistas y conseguí a varios hombres que estuvieron en cargos que eran importantes en la Asociación como entrenadores principales. Después de muchos comentarios de los jugadores, se le dijo al entrenador principal que ya no podía continuar porque no se asociaba con lo que nosotros buscábamos.De tan molesto que él estaba, junto a otros hombres, empezaron a ensuciar mi imagen, directamente a mí como Tatiana Aguilar, no como Asociación.Después de haber creado alianzas habíamos logrado la oportunidad de asistir al primer Mundial de Fútbol 7 y había dos personas directamente, Carlos Rigoberto Flores y Martín Alexander Segovia, que se unieron en un complot para difamarme. Empezaron a manchar mi imagen en alcaldías, diciendo que yo tenía denuncias por robarme dinero del gobierno, que andaba huyendo de la justicia, que ya no vivía en mí misma casa. Y yo empecé a preguntarme, ¿cómo saben que no estoy en mi casa o que estoy huyendo de la justicia? ¿De dónde sacan eso? Y empecé a averiguar quiénes sabían esto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR