Miss

Cristian VillaltaGerente editorial de Grupo LPGTambién el coronel Arturo Armando Molina consideró que Miss Universo era un caro pero eficiente método para maquillar las violaciones a los derechos humanos y para que un régimen policial luciera jovial y amigable. Sostienen los niños de aquella época que las cinco finalistas desfilaron en unas carrozas en el bulevar de Los Héroes, y ahí vieron sudar a miss Finlandia, Haití, Estados Unidos, Suecia y Filipinas y que alrededor del evento se tejió un aura así de incómoda, una mezcla de pólvora con brillantina.De los documentos de la época me quedo con una foto en la que Anne Pohtamo, recién coronada, saluda a la concurrencia mientras a su lado el coronel, curiosamente vestido de civil, simula una sonrisa. No es que la imagen humanice al autor de las masacres estudiantiles y de la ocupación de la Universidad Nacional sino todo lo contrario, refleja la convicción de que el concurso era una oportunidad para fingir, para suavizar con crema de manos la aspereza de un gobierno asesino.No podemos ser injustos y poner en la misma página a aquel gobierno -militarista, sordo, botarata y experto en la intimidación- con este. Es que aunque coincidan en todos esos rasgos, organizar un gran evento publicitario con fines propagandísticos, meter como en un car wash la imagen de matonería del gobierno y hacer pasar por catrín al carcelero más grande de América se le da de modo más orgánico a esta administración que a la del PCN de hace medio siglo.A diferencia de aquellos tiempos en los que la principal herramienta de trabajo, resolución de conflictos y control social gubernamental era la represión, en esta época el régimen todavía necesita aplacar la efervescencia social con maneras que parezcan civilizadas. Por eso los publicistas inescrupulosos, los evangelistas digitales y otros profesionales de la mentira y los propagandistas ex Saca y ex Funes han sido recibidos con los brazos abiertos en la Casa Presidencial.Con ese ejército de flautistas, el gobierno de Hámelin se sintió lo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR