Sentencia Nº 29-CAC-2020 de Sala de lo Civil, 19-07-2021

EmisorSala de lo Civil
Sentido del falloCásese parcialmente la sentencia.
Tipo de RecursoRECURSO DE CASACION
MateriaCIVIL Y MERCANTIL
Fecha19 Julio 2021
Tribunal de OrigenCÁMARA SEGUNDA DE LO CIVIL DE LA PRIMERA SECCIÓN DEL CENTRO
Número de sentencia29-CAC-2020
29-CAC-2020
SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las ocho
horas ocho minutos del diecinueve de julio de dos mil veintiuno.
Visto el recurso de casación interpuesto por el licenciado J.E.R.omero R.o,
actuando como apoderado de la UNIVERSIDAD MODULAR ABIERTA, impugnando la
sentencia dictada por la Cámara Segunda de lo Civil de la P.mera S.ón del Centro, en el
PROCESO COMÚN REIVINDICATORIO DE DOMINIO, promovido por el licenciado J.
.
E.esto Romero Ramos, actuando en la calidad antes indicada, en contra de MEGA SYSTEM
AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANÓNIMA DE CAPITAL VARIABLE, representada
procesalmente por el abogado William R.M.A..g..
La parte actora y la parte demandada, intervinieron en las instancias y en casación, bajo la
postulación antes relacionada.
CONSIDERANDO:
I. El Juzgado Tercero de lo C..i.l y M.l de esta ciudad, por medio de sentencia de las
ocho horas dos minutos del dieciocho de octubre de dos mil diecinueve, en lo principal, resolvió:
«[...] a) ESTÍMASE la pretensión incoada por la demandante UNIVERSIDAD MODULAR
ABIERTA que s abrevio UMA en cuanto a la acción reivindicatoria en contra de la sociedad
MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE,
que se abrevia MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V.; b) DECLÁRESE HA
LUGAR LA REIVINDICACIÓN de la franja de terreno de la capacidad de 360.63 metros
cuadrados equivalentes a 516.0 varas cuadradas ubicada en rumbo norte del inmueble propiedad
de la demandante, ubicado en el Barrio El Calvario primera calle poniente y cincuenta y una
avenida norte de la nomenclatura actual: **********, jurisdicción de San Salvador,
departamento de San Salvador, de la capacidad de tres mil doscientos cuarenta y nueve punto
ochenta y cuatro metros cuadrados; c) ORDÉNESE a la demandada sociedad MEGA SYSTEM
AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, que se abrevia
MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., a restituir a la UNIVERSIDAD
MODULAR ABIERTA que se abrevia UMA, la posesión de la franja de terreno que tiene una
capacidad de 360.63 metros cuadrados equivalentes a 516.0 varas cuadradas ubicada en rumbo
norte del inmueble propiedad de la demandante ubicada en Barrio El Calvario primera calle
poniente y cincuenta y una avenida norte de la nomenclatura actual: **********, jurisdicción de
San Salvador, departamento de San Salvador, de la capacidad de tres mil doscientos cuarenta y
nueve punto ochenta y cuatro metros cuadrados y se ordene el desalojo, del que no están en
posesión; d) DESESTÍMESE la pretensión de condenar a la demandada sociedad MEGA
SYSTEM AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, que se
abrevia MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., al pago de daños y perjuicios a
favor de la demandante, igualmente no hay condena en costas procesales en vista de no haber
sido solicitadas por la parte actora en su correspondiente demanda [...]» (sic).
Dicha decisión se fundamentó en que se ha probado que la demandante es la legítima
propietaria de la franja de terreno objeto del presente proceso, que el inmueble objeto de la
reivindicación ha sido plena y debidamente identificado, y que la sociedad MEGA SYSTEM
AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, que se abrevia MEGA
SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., es la actual poseedora sintulo que lo justifique.
II. La Cámara Segunda de lo Civil de la Primera Sección del Centro, por medio de
sentencia de las diez horas quince minutos del once de diciembre de dos mil diecinueve,
resolvió: «[...] a) REVÓCASE la sentencia pronunciada a las ocho horas y dos minutos dela
dieciocho de octubre de dos mil diecinueve, por el juez (1) Tercero de lo Civil y M.til de
San Salvador, en virtud de no haber sido pronunciada conforme a derecho; b) DECLÁRASE
NO HA LUGAR LA PRETENSIÓN DE REIVINDICACIÓN DE INMUEBLE, planteada
por la UNIVERSIDAD MODULAR ABIERTA, en contra de la sociedad MEGA SYSTEM
AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, por no haberse
cumplido con los requisitos de dicha pretensión; y c) CONDÉNASE a la parte demandante y
apelada, al pago de las costas procesales generadas en ambas instancias, en virtud de haber
sucumbido en los extremos de su pretensión. [...]» (sic).
El tribunal de mérito fundamentó dicha decisión, en la consideración de que no se
acredila singularización del inmueble y la posesión por parte del demandado.
III. El licenciado J.E.R..R.os, no conforme con la resolución dictada por
la Cámara, interpuso recurso de casación, el cual fue admitido por esta S.a, mediante auto de
las nueve horas cuarenta y nueve minutos del once de marzo de dos mil veinte, por el motivo de
fondo regulado en el art. 522 CPCM, relativo a la inaplicación de la norma que regula el
supuesto que se controvierte, con infracción de los arts. 341 inc. , 292 y 312 CPCM.
La parte contraria contestó la audiencia conferida respecto del recurso de casación
interpuesto y, en consecuencia, presen sus alegatos correspondientes, por cada motivo y
precepto en los siguientes términos:
a) inaplicación del art. 341 inciso 2° CPCM
El abogado William R.M.A.ga, actuando como apoderado de la sociedad
MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, que
se abrevia MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V. afirma que no existe la infracción
alegada y que los tres documentos con los que su contraparte pretende singularizar el inmueble
objeto de la reivindicación, fueron valorados.
Agrega que la prueba documental no es idónea para singularizar la cosa que se pretende
reivindicar.
b) inaplicación del art. 292 CPCM
El licenciado M.a A.ga, menciona que su contraparte de manera incongruente afirma
que la posesión de la franjo de terreno por parte de la demandada nunca se fijó como hecho
controvertido, pero por otra parte sostiene que ha cumplido con el requisito de determinar quién
tiene la posesión de la franja de terreno en disputa. Agrega que la posesión exige medios propios
probatorios de la misma.
c) inaplicación del art. 312 CPCM
El apoderado de la sociedad demandada sostiene que el art. 312 CPCM, no ha sido
infringido, ya que el tribunal de segunda instancia analizó toda la prueba que obra en el proceso
y que la Cámara ha emitido su resolución conforme a derecho.
IV. Análisis del motivo de fondo de inaplicación de la norma que regula el supuesto que
se controvierte, con infracción de los arts. 341 inc. , 292 y 312 CPCM
1. Inaplicación del art. 341 inciso 2° CPCM
El precepto que se señala como preterido es del tenor literal siguiente:
"Los instrumentos públicos constituirán prueba fehaciente de los hechos, actos o estado
de cosas que documenten; de la fecha y personas que intervienen en el mismo, así como del
fedatario o funcionario que lo expide.
Los instrumentos privados hacen prueba plena de su contenido y otorgantes, si no ha sido
impugnada su autenticidad o ésta ha quedado demostrada. Si no quedó demostrada tras la
impugnación, los instrumentos se valorarán conforme a las reglas de la sana crítica".
1.1 La Cámara, ante el cuestionamiento del demandado apelante, relativo a que no se
logró demostrar que la franja de terreno objeto de la reivindicación fuera parte del inmueble
propiedad de la UNIVERSIDAD MODULAR ABIERTA, ha considerado que en el dictamen
realizado por el perito judicial, arquitecto JRFR, se indien sus conclusiones, que la porción de
terreno en disputa, es parte de la propiedad de la Universidad Modular Abierta, lo cual, afirma,
fue corroborado a través de levantamiento topográfico realizado sobre el inmueble general de
dicha Universidad. Que tal situación fue verificada con la descripción técnica contenida en la
escritura de compraventa del mismo inmueble, otorgada a favor de la referida Universidad, a las
dieciséis horas del diecinueve de noviembre de mil novecientos noventa y nueve, ante los oficios
de la notario M.C.oncepción D....P.llo de V.zuela, inscrita en el Registro de la
Propiedad R.z e H.ecas de esta ciudad según matcula **********, y trasladada a la
matcula **********, del mismo Registro, por lo que ha criterio de la Cámara se ha
comprobado que la franja de terreno en disputa forma parte del inmueble propiedad de la
Universidad demandante.
La Cámara sentenciadora, al continuar con su razonamiento, argumenta que en cuanto o la
singularización de la cosa que se pretende reivindicar, el perito fue concluyente en afirmar que no
le era posible definir con exactitud la extensión superficial de la franja de terreno objeto de la
reivindicación, ya que al demarcar topográficamente esa franja de acuerdo con la descripción
técnica proporcionada en la demanda y la descripción técnico del inmueble contenida en la
escritura de propiedad de la Universidad, se advierte que los limites por la porte norte de dicho
terreno no están claramente definidos, existiendo un problema de cierre de poligonal. Que, en
consecuencia, no se tiene certeza de cuál es el área exacta que tiene esa parle de terreno.
Advierte la Cámara, que esa situación tampoco se puede aclarar con los informes de
valuación y peritaje aportados por la parte actora, debido a que tales documentos no contienen
información en cuanto a medidas y linderos de esa porción de tierra; por lo que concluye que no
es posible singularizar y determinar debidamente la cosa a reivindicar. En ese sentido, no se tiene
por cumplido este requisito de la acción reivindicatoria.
Lo Cámara recapitula que no se ha cumplido con el requisito antes mencionado poro
ejercer la pretensión reivindicatoria sobre la fracción de terreno en disputa.
1.2 En cuanto a la inaplicación del art. 341 inc. 2° CPCM, el licenciado José Ernesto
Romero Ramos, afirmo que no es cierto que no se haya singularizado o individualizado la
porción de terreno en disputa, pues con ese fin se incorporó un informe de valuación, mediante el
cual se establecía la capacidad de la franja de terreno en disputa. Se agregó también, un plano el
cual contenía un cuadro de rumbos y distancias del inmueble general y de la franja de terreno en
posesión de la sociedad MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., y una nota técnica
elaborada por el ingeniero JAGB, mediante la cual el referido profesional establece que al dibujar
el inmueble conforme a la descripción técnica contenida en la escritura de propiedad a favor de la
UMA, se puede establecer que la franja de terreno en disputa es propiedad de la Universidad
M.ar Abierto, afirma el recurrente que con dichos documentos se ha individualizado la franja
de terreno que se pretende reivindicar.
Sostiene el recurrente que la Cámara no valoró esos documentos privados con los cuales
se singularizaba el inmueble, circunscribiendo su decisión en torno al informe pericial, cuando la
finalidad del informe pericial era acreditar que la propiedad de la franja de terreno es de la
UMA.
1.3 Esta Sala, al analizar este primer motivo de casación, advierte que la Cámara ha
tomado en cuenta, como uno de los elementos para resolver en favor de la parte demandada, el
peritaje practicado en el inmueble objeto del litigio, el cual concluye que la porción de terreno en
disputa es parte del terreno propiedad de la Universidad Modular Abierta.
Dicho informe pericial menciona también, que si bien es cierto se pudo ubicar la franja
de terreno que se pretende reivindicar dentro de los propiedad de la Universidad M.ar
A.erta, el perito expresó que al demarcar los límites de dicha franjo, tomando en cuenta la
descripción que de la misma se proporcionó en la demanda y la descripción del inmueble general
de la Universidad contenida en la respectiva escritura, no fue posible determinar la extensión
superficial de la franja de terreno objeto de reivindicación, pues existen problemas de definición
de linderos y de cierre del poligonal.
La Cámara, ante estas afirmaciones vertidas en el dictamen pericial, concluyó que no se
tiene certeza de cuál es el área exacta que tiene esa parte del terreno, y que dicha situación
tampoco se puede aclarar con los informes de valuación y peritaje aportados por la parte
demandante. Por tanto, concluye que no es posible singularizar y determinar debidamente la cosa
a reivindicar.
Este tribunal de casación advierte que, tal y como lo denuncia el recurrente, la Cámara no
hizo mención en su sentencia del plano elaborado por el ingeniero JAGB, y que fue aportado por
la parte actora, plano que contiene cuadro de rumbos y distancias tanto del inmueble general
propiedad de la Universidad, como de la franja en disputa. El plano en mención, fue ofrecido en
la audiencia preparatoria celebrada a las nueve horas y treinta minutos del diez de junio de dos
mil diecinueve, como parle de la prueba documental de que haría uso la demandantes en esa
misma audiencia el juez lo admitió como prueba documental.
Al respecto, podemos entender que "documento", en sentido lato, es "todo objeto
susceptible de representar una manifestación del pensamiento, con prescindencia de la forma en
que esa representación se exterioriza. En ese orden de ideas no sólo son documentos los que
llevan signos de escritura, sino también todos aquellos objetos que como los hitos, planos,
marcas, contraseñas, mapas, fotografías, películas cinematográficas, cintas magnetofónicas, etc.,
poseen la misma actitud representativa" (Lino Enrique Palacio, Derecho Procesal Civil, tomo IV,
cuarta reimpresión, páginas 417 y 418).
De manera que, el plano admitido como prueba en este proceso judicial, reviste el carácter
de documento privado, los que de acuerdo con el art. 332 CPCM, son aquellos cuya autoría es
atribuida a particulares. La misma disposición establece que se consideran privados, también, los
expedidos sin cumplir con las formalidades que la ley prevé para los instrumentos públicos.
Por exclusión, se les reconoce el carácter de privados a aquellos documentos que no
califican dentro de la categoría de documentos públicos, los cuales requieren ser expedidos por
un funcionario público o depositario de la fe pública.
Con el plano mencionado e incorporado oportunamente como prueba documental -que
por su naturaleza reviste el carácter de privado-, la parte actora ha pretendido probar, que de
acuerdo a las medidas del inmueble contenidas en la escritura de compraventa otorgada a favor
de la UMA, por el rumbo norte se comprende la franja de terreno cuya restitución se pretende.
Que la Cámara no dio ningún valor probatorio al instrumento privado en análisis por haberlo
ignorado, infringiendo con ello el art. 341 inciso 2° CPCM, que con claridad determina el valor
probatorio que tiene tales documentos y que el juez está obligado a tornar en cuenta al momento
de decidir, según le ordena el art. 312 CPCM.
El plano como elemento probatorio no fue considerado por la Cámara en su sentencia,
aún cuando debía valorarse de acuerdo con el art. 341 inciso 2° CPCM, para determinar si
contribuye o no, a la singularización del inmueble en disputa. Por lo que procede casar la
sentencia por este motivo y disposiciones señaladas como infringidas.
2. Inaplicación del art. 292 CPCM
El art. 292 CPCM, que regula aspectos relativos a la audiencia preparatoria dispone lo
siguiente: "La audiencia preparatoria servirá, por este orden: para intentar la conciliación de las
partes, a fin de evitar la continuación innecesaria del proceso; para permitir el saneamiento de
los defectos procesales que pudieran tener las alegaciones iniciales; para fijar en forma precisa la
pretensión y el tema de la prueba; y para proponer y admitir la prueba de que intenten valerse las
partes en la audiencia probatoria como fundamento de su pretensión o resistencia.
Excepcionalmente, en casos de urgencia, comprobada ajuicio del tribunal, podrá recibirse la
prueba que, por su naturaleza, sea posible diligenciar en dicha audiencia".
2.1 La Cámara estimó que no se logró establecer que la demandada posea la franja de
terreno que es objeto del proceso reivindicatorio, ni que tenga ánimo de quererse apropiar de ella,
por lo que no se ha probado la posesión de la porción en disputa.
2.2 En cuanto a la inaplicación del art. 292 CPCM, sostiene el recurrente que, tal y como
se ha hecho constar en el acta de audiencia preparatoria, no se ficomo hecho controvertido la
posesión de la franja de terreno por parte de la sociedad demandada; y que la sociedad que ha
sido demandada, no negó que estuviera en posesión de esa franja de terreno. Adicionalmente -
dice- fue incorporado como medio de prueba el reconocimiento judicial, con el cual se pretendía
probar que la porción de terreno en litigio era propiedad de la Universidad Modular A.erta, y
que esta no podía ejercer actos de dominio sobre ella. Que se consignó en dicha acta, que la
franja de terreno en disputa está siendo poseída por Mega System Automotriz, S.A de C.V.; e
incluso, el acceso para la realización de tal diligencia judicial, se verificó por el lado de la porción
de terreno de la demandada, debido a la colocación de una malla por parte dicha sociedad y que
impide que la Universidad pueda acceder a dicha porción de terreno por una puerta que da acceso
al mismo.
2.3 Esta Sala verifica que en la audiencia preparatoria, al fijar la pretensión, la parte
actora mencionó que lo que pretende es reivindicar la porción de terreno de la que se ha
apoderado la sociedad demandada. Por su parte, la sociedad MEGA SYSTEM AUTOMOTRIZ,
S.A. DE C.V., fijó su pretensión en el sentido de que en sentencia definitiva se desestimen las
peticiones de la parte actora y que se señale que no ha habido ninn tipo de apropiación
indebida.
La infracción, según el recurrente, consiste en que nunca fue un hecho controvertido el
lema de la posesión de la franja de terreno en disputa por parte de la sociedad demandada, ya que
dicho elemento se tenía por aceptado por su parte.
Se evidencia de lo consignado en los párrafos anteriores que la Cámara no ha ignorado el
mandato del art. 292 CPCM, pues en audiencia preparatoria se fijó en forma precisa la
pretensión. El hecho de que en ese acto procesal no se haya confesado la posesión por parte de la
demandada, no constituye un vicio que afecte la audiencia.
El ejercicio de la acción reivindicatoria implica para el actor la obligación de probar, entre
otros, la posesión del demandado por los canales jurídicos idóneos para tal fin, y salvo
reconocimiento expreso de parte, dicho elemento de la acción reivindicatoria es objeto de prueba
por parte de quien la alega.
En conclusión, la infracción de ley atribuida a la Cámara por este motivo y según la
disposición que se ha invocado como infringida, no ha tenido lugar.
3. Inaplicación del art. 312 CPCM
La norma jurídica que se señala como inaplicada regula el derecho a probar, y
textualmente se lee: "Las partes tienen derecho a probar, en igualdad de condiciones, las
afirmaciones que hubieran dado a conocer sobre los hechos controvertidos que son fundamento
de la pretensión o de la oposición a ésta; a que el juez tenga en cuenta, en la sentencia o decisión,
las pruebas producidas; y a utilizar los medios que este código prevé, así como aquéllos que, dada
la naturaleza del debate, posibiliten comprobar los hechos alegados".
3.1 En cuanto a la inaplicación del art. 312 CPCM, aduce el recurrente que el tribunal de
segunda instancia no tomó en cuenta para emitir su sentencia, que la posesión de la franja de
terreno por parte de la sociedad demandada no era un hecho controvertido, ya que la demandada
no lo negó al contestar la demanda, ni en el desarrollo de las audiencias. El recurrente agrega que
el tribunal tampoco consideró la prueba en su conjunto, como un todo unitario, prescindiendo de
tres documentos privados aportados que eran medios probatorios idóneos y pertinentes.
3.2 En cuanto a esta infracción, esta Sala reitero que el ejercicio de la acción
reivindicatoria implica para el actor la obligación de probar los extremos de la demanda que
interpone, por lo que no debe entenderse que el hecho de que la sociedad MEGASYSTEM
AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., no negara en la audiencia preparatoria ser poseedora del
inmueble que se pretende restituir, implica que el elemento posesorio no es un hecho
controvertido, y por tanto, no debe ser probado.
Ahora bien, en cuanto a la denuncia concerniente a que el tribunal de segunda instancia
no valoró en su conjunto la prueba producida en el proceso, esta Sala al analizar la infracción al
art. 341 inciso 2° CPCM, ha dado la razón al recurrente, pues se ha omitido la valoración del
plano de rumbos y distancias del inmueble general propiedad de la Universidad demandante, con
el que pretendía demostrar que la franja en disputa es par te del inmueble general inscrito a
nombre de dicho entidad académica.
Lo anterior implica que el juzgador no tuvo en cuenta al decidir, la totalidad de las
pruebas producidas, las que debió considerar o en su caso, descartar en el análisis probatorio,
aportando las razones de tal decisión. En ese sentido, la prueba ha sido valorada en formo
fragmentad injustificadamente, violentando el derecho de la parte a que el juez tenga en cuenta la
prueba producida, como sucedió con la documentación aportada por la parte actora.
De lo dicho se infiere que se ha producido la infracción al art. 312 CPCM, por lo que
procede casar la sentencia por este motivo y disposición infringida.
V. Con base en el art. 537 inc. 1° CPCM, al estimarse el recurso de casación por
infracción a los arts. 341 inciso 2° y 312 CPCM, tal como se concluyó en el considerando IV de
esta sentencia, se procede a justificar la resolución en los términos siguientes:
1. De acuerdo con el art. 891 CC, "La reivindicación a acción de dominio es la que tiene
el duo de una cosa singular, de que no está en posesión, para que el poseedor de ella sea
condenado a restituírsela".
De lo dispuesto en la norma antes relacionada, se concluye que son tres los extremos que
debe probar quien ejerce esta acción real, así:
a) En primer lugar, debe establecerse la propiedad, por lo que el actor llene que probar
que es el dueño de la cosa que trata de reivindicar, calidad que se acredita con eltulo de
dominio debidamente inscrito en el Registro de la Propiedad, Raíz e Hipotecas, respectivo;
b) En segundo lugar, se debe probar que el propietario del bien a reivindicar no está en
posesión del mismo, sino que es el demandado quien está poseyendo el inmueble cuya
restitución se pretende, ejerciendo un dominio aparente sobre el bien reclamado, razón por la que
el demandante se encuentre privado de la posesión de dicho bien; y,
c) Finalmente, la cosa que se reivindica debe ser singularizada, lo que permite
identificarla con exactitud, requisito que incide directamente en la restitución del inmueble
objeto del litigio.
2. En el caso en análisis, el primer requisito que la UNIVERSIDAD MODULAR
ABIERTA debe cumplir al ejercer la acción reivindicatoria, es el relativo a acreditar en el
proceso, la propiedad sobre la cosa a reivindicar.
En ese sentido, la parte actora ha presentado como título de dominio una escritura de
compraventa, otorgada a las dieciséis horas dela diecinueve de noviembre de mil novecientos
noventa y nueve, ante los oficios de la notario M.o Concepción Díaz Portillo de Valenzuela,
en la que consta que comparecieron a su otorgamiento, como parte vendedora, el señor Víctor
M..e....M..d..L., actuando como representante legal de la sociedad COMPAÑÍA
INTERNACIONAL EDUCATIVA EN CAMPOS COMERCIALES, INDUSTRIALES Y
ADMINISTRATIVOS, SOCIEDAD ANÓNIMA DE CAPITAL VARIABLE, que se puede
abreviar CIENCIA, S.A. DE C.V., y por otra parte, compareció como compradora la licenciada
J.th Virginia Mendoza de Díaz, como representante legal de la UNIVERSIDAD MODULAR
ABIERTA. Según esa escritura, la Universidad adquirió un inmueble situado en la primera calle
poniente y cincuenta y una avenida norte de esta ciudad, y según nomenclatura actual, es
primera calle poniente mero dos mil ochocientos diecisiete, inscrita a su favor, bajo la
matcula **********, del Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas de este departamento, y
trasladada a la matcula **********, del mismo registro.
En cuanto a la singularización del inmueble la demandante ha presentado plano elaborado
por el ingeniero JAGB, que contiene cuadro de rumbos y distancias tanto del inmueble general de
la Universidad, como de la porción que se pretende reivindicar.
Dentro del proceso, se practicó prueba pericial, concluyendo el perito en su informe que
la porción del terreno en disputa es parte de la propiedad de la Universidad Modular Abierta; sin
embargo, el perito señala la existencia de problemas de cierre de la poligonal, en la descripción
técnica que se consigna en la escritura de propiedad de la Universidad y la descripción técnica de
la porción en disputa.
El recurrente reconoce en el recurso de casación, que los problemas de cierre en la
descripción que señala el perito existen, pero que no afectan ni ponen en duda la identidad del
terreno ni la del propietario.
Al respecto, es importante recordar que la singularización de la porción de terreno a
reivindicar implica la identificación plena del mismo, de manera tal que en caso de ordenarse la
restitución del mismo se sepa exactamente que franjo de terreno es la que debe entregarse, y este
elemento de la acción reivindicatoria es un presupuesto procesal, lo que significa que es un
elemento que debe aportarse con la presentación de la demanda. Por tanto su omisión o
deficiencia en este acto inicial del proceso, no puede suplirse en la etapa probatoria.
De lo dicho en párrafos anteriores, se evidencia que no se acreditó en el proceso uno de
los requisitos indispensables para estimar la pretensión, el cual resulta necesario para que proceda
la acción reivindicatoria-singularización del inmueble en cuestión-, de conformidad con el art.
891 CC.
Dicho defecto impide a esta Sala realizar un pronunciamiento de fondo sobre la
pretensión, por lo que al casar la sentencia de segunda instancia, lo cual implica anular dicha
resolución, procede declarar improponible la demanda planteada, por ser esta la resolución que
corresponde al presente caso.
Por otro lado, se advierte que es innecesario analizar el siguiente elemento de la acción
reivindicatoria; es decir, la posesión de la cosa por parte del demandado, por lo que la pretensión
queda imprejuzgada, dejándose a salvo el derecho material de la parte actora.
POR TANTO, con base en las razones antes expuestas y disposiciones legales citadas, y
arts. 532 y 533 CPCM, a nombre de la República, esta Sala FALLA:
a) CÁSESE la se ntencia de que se ha hecho mérito, por el motivo de fondo de
inaplicación de la norma que regula el supuesto que se controvierte, con infracción del art. 341
inc. CPCM;
b) NO HA LUGAR A CASAR la sentencia por el motivo de fondo de inaplicación de
la norma que regula el supuesto que se controvierte, con infracción del art. 292 CPCM;
c) CÁSESE la sentencia de que se ha hecho mérito, por el motivo de fondo de
inaplicación de la norma que regula el supuesto que se controvierte, con infracción del art. 312
CPCM;
d) DECLÁRASE IMPROPONIBLE la demanda reivindicatoria interpuesta por la
UNIVESIDAD MODULAR ABIERTA, tendente a que la sociedad MEGA SYSTEM
AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V., le restituya una franjo de terreno situado en primera calle
poniente número dos mil ochocientos diecisiete, de esta ciudad; y,
e) vuelvan los autos al tribunal de origen, con certificación de esta sentencia para los
efectos de ley correspondientes. NOTIFÍQUESE.
“””””--DAFNE.S---------ALEX MARROQUIN-----------L.R.MURCIA.----------------
PRONUNCIADO POR LOS SEÑORES MAGISTRADOS QUE LO SUSCRIBEN----------
KRISSIA REYES-----SRIA.INTA.-----------------RUBRICADAS--------------“””””””””””””””””

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR