Sube la pobreza extrema en El Salvador

Irma CantizzanoLa pobreza en América Latina ha bajado levemente en comparación a 2019, revela el informe Panorama Social de América Latina elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).El estudio presentado ayer, detalla que la tasa de pobreza llegó al 29% en 2022, un 1.2% menos a la registrada en 2019, previo a la pandemia; mientras que, la tasa de pobreza extrema se mantuvo a niveles similares a 2019."Aunque destacamos la reducción de la pobreza en 2022, no hay razones para celebrar. Más de 180 millones de personas en nuestra región no cuentan con ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas y, entre ellas, 70 millones no tienen ingresos para adquirir una canasta básica de alimentos", dijo el secretario Ejecutivo de la Cepal, José Manuel Salazar-Xirinachs.Para el caso salvadoreño, la tasa de pobreza se mantiene a niveles similares a 2019. En ese año marcó una tasa de 30.4% y en 2022 llegó al 29.8%, según las mediciones de la entidad.Esto implica que unas 21,000 personas dejaron de ser pobres en ese periodo, destacó Alberto Arenas, director de la División de Desarrollo Social de la Comisión.Mientras que el caso de pobreza extrema, donde se sitúa a las personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas de alimentos, la tasa creció 3.1 puntos, pasando de 5.6% en 2019 a 8.7% en 2022.Esto implica que en ese periodo 200,000 personas más pasaron a estar en esa condición, explicó Arenas que señaló que no espera que esa tendencia cambie de manera drástica este 2023.Según los datos de la CEPAL, de 2014 a 2019 la tasa de pobreza en El Salvador disminuyó 10 puntos, pasando de 44.6% a 30.4%. En el caso de la pobreza extrema, la caída fue de más de 5 puntos, pasando de 11.7% en 2014 a 5.6% en 2019.Los datos de la CEPAL varían levemente de los registros oficiales, según la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples (EHPM) que para 2022, estimaba que la tasa de personas pobres era de 29.5% y el de personas que viven en pobreza extrema 9.1%.Otro de los datos que presenta el estudio es que la desigualdad del ingreso de los países de América Latina fue menor al registrado previo a la pandemia. En El Salvador la tasa se mantuvo sin mayores variaciones. Pero los ingresos en los hogares más pobres fueron los que más cayeron."En el caso de El Salvador, el Paraguay y el Uruguay, los tres países donde el índice de Gini varió muy poco o aumentó, se registró una caída generalizada del ingreso medio...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR