Discurso del coordinador principal del CINC-ANSP en la presentación pública del tercer número de la revista 'Policía y Seguridad Pública' sobre narcotráfico y lavado de activos

Autor:Juan Carlos Morales Peña
Páginas:353-357
 
EXTRACTO GRATUITO
Documentos
Institucionales
Discurso del coordinador principal del CINC-ANSP en la
presentación pública del tercer número de la revista “Policía y
Seguridad Pública”
MAYO – OCTUBRE 2013 • REVISTA POLICÍA Y SEGURIDAD PÚBLICA
ISSN: 2225-5648, Año 3, Vol. 1, p. 337-357
353
DISCURSO DEL COORDINADOR PRINCIPAL DEL CINC-ANSP EN LA
PRESENTACIÓN PÚBLICA DEL TERCER NÚMERO DE LA REVISTA “POLICÍA Y
SEGURIDAD PÚBLICA” SOBRE NARCOTRÁFICO Y LAVADO DE ACTIVOS
Constituye una satisfacción presentar un tercer producto de estudios e investigaciones
en un instrumento de divulgación académica y científica reciente el cual es la revista
“Policía y Seguridad Pública”. Principal esfuerzo del Centro de Investigación Científica
de la ANSP conformado por un equipo de trabajo de tres personas; que participan
en la confección de estudios y propician la materialización de apoyos académicos.
Voy a fragmentar mi intervención en tres asuntos relevantes con los que lidiamos
cotidianamente y he titulado a cada uno con una frase, que pudiese sentirse irónica;
pero que resuelve el imperativo de síntesis de un problema o situación y lo etiqueta
inevitablemente como aquello que todos conocemos como “realidad”; sin que
sepamos paradójicamente cuál es la que asumimos, compartimos o rechazamos.
(Historia primera) “La puntualidad es un asunto de ingleses”
Resulta que en menesteres de gestión científica editorial, cuenta y es muy bien
valorado el respeto a la periodicidad de una revista y su puntual publicación. Una
demanda que por hoy, confesamos se nos hace difícil cumplir por varias razones; entre
ellas dos relevantes que son muy complejas, estructurales, pesadas y desgastantes,
complejo porque lidia con el déficit educativo del país, lo segundo porque está muy
arraigado y legitimado en la práctica social; lo tercero porque es de complicada
resolución y requiere de muchos esfuerzos sostenidos en el tiempo para cambiarse
y lo último porque median cuestiones candentes como ideología, miseria intelectual,
ausencia de pensamiento estratégico, egos profesionales y hasta resistencias para
aprender lo que creemos saber o para atender la necesaria instrucción. Me refiero
a la cultura y sus formas idiosincráticas de cómo y cuándo hacer las cosas. En la
cual la puntualidad juega un rol principal, porqué los compromisos para generar
investigaciones, no tienen tiempos cronométricos, ni se confeccionan como el calzado
de una fábrica. Pero existen muchas situaciones que doblan una y otra vez todo
cronograma o calendario editorial, y este se refiere al irrespeto de los plazos acordados
para recepción de documentos; a las prórrogas de facto que el editor remedia con
una autorización inevitable dada la escasez de la oferta de trabajos, se trata de una
demora que afecta o quizá incluso contagia a los siguientes participantes, similar a
cuando una especie contaminada afecta a los del resto de la cadena alimenticia; entre
pares evaluadores, correctores de estilo y traductores, terceros árbitros; impactando
en cuestiones tan cruciales tales como: el plazo necesario para atender una ruta de
mejora recomendada y emanadas de los dictámenes, que dicho sea de paso son de
muy excelente calidad en su mayoría, lo que no obsta para prevenir que los mismos
sean tardíos, austeros o negativos y tomen distancia del imperativo de proponer; esto
último vital para que otro pueda crecer.
´Me explicaba en una ocasión un miembro del Comité Editorial de una revista
nacional académica, reconocida internacionalmente y de décadas de existencia;
que en los últimos años experimentaron retrasos severos en su producción; incluso
tuvieron que tomar una medida emergente de publicar un número que recogió un
año y medio; siendo su periodicidad mensual; con el propósito de salvar todo el
haber de revistas científicas estadounidenses, latinoamericanas y europeas que
recibían en concepto de intercambio´
En este periplo del editor se agregan otros desastres, irrefutablemente los mayores;
y es que en nuestros países nadie parece tener palabra para comprometerse y

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA